Noticias

12 de mayo 2020

Impacto del Coronavirus en la Formación Dual: Daño Colateral

Se habla de efectos colaterales cuando hay una consecuencia negativa que no estaba planificada y que causa daños. Una consecuencia del coronavirus ha sido el gran número de fuentes laborales destruidas y una cesantía aún no determinada, pero que podría llegar a ser de proporciones extraordinarias. Y con eso empieza una crisis inesperada en la formación dual.

Con cierta zozobra, muchos equipos directivos de liceos que aplican la estrategia dual se preguntan si cuando regresen sus alumnos contarán o no con los cupos que las empresas habían ofrecido para llevar a cabo esta alternancia educativa. También se preguntan si todas esas empresas estarán todavía en pie, especialmente en aquellos rubros que han sido más golpeados económicamente, como gastronomía y hotelería, entre otros. Igualmente, aquellos liceos que tenían entre sus planes iniciar formación dual se preguntan si será posible este año o deberán esperar varios años más, considerando que todas las informaciones de la prensa hablan de una proyección indeterminada de la pandemia. Y, claro, los estudiantes pueden aprender mucho de manera virtual, pero la fortaleza y la sustancia de la formación dual está en aprender “haciendo”, no mirando.

Y todo esto ocurre en el año en que el MINEDUC se había preparado para potenciar la formación dual y otras alternancias para vincular a los estudiantes de la enseñanza media técnico profesional con empresas, servicios públicos y privados, ONG, CFT, universidades, etc. Una nueva normativa liberada en febrero de este año ampliaba las posibilidades para que los liceos técnicos conectaran la sala de clases con el mundo real.

Como es lógico en este tipo de situaciones, nadie sabe lo que va a suceder, nadie entrega certezas, porque no las tiene. Y si los liceos miran hacia el MINEDUC para que les diga qué hacer, éste no puede darle sino reglamentos, protocolos y todo aquello que apunte al orden y control.

¿Entonces, quién podría dar algunas de las respuestas? Creemos que los empresarios medianos y grandes, que están salvando sus empresas, tienen la palabra que esperan esos equipos directivos de los liceos y sus estudiantes . Ellos pueden decir que, en medio de la incertidumbre , confirman su compromiso con los liceos técnicos. Pueden decir que, con mayor razón ahora, se requiere trabajar juntos, preparando a los nuevos técnicos y trabajadores que Chile va a necesitar para levantarse y seguir avanzando hacia una sociedad más equitativa y solidaria, única forma de enfrentar las crisis que seguirán azotándonos en el futuro.

Varias de las empresas con las que Chile Dual colabora en los proyectos de formación dual con liceos en el país, han confirmado en estos días su compromiso de no abandonar la formación dual, de adaptarse para no dejar los estudiantes a la deriva; hacer otros recortes, pero no sacrificarlos a ellos. Lo mismo respecto de las prácticas laborales, para que los egresados puedan obtener el título que tanto necesitan cuando deben ir tempranamente al mercado laboral, particularmente como ocurrirá ahora, después de la pandemia.

Desde Chile Dual agradecemos ese compromiso ejemplar, pero quisiéramos que fueran muchas más las voces de empresas que están en esta cruzada y que pueden influir en la creación de una red que proteja la formación dual para que Chile siga contando con ella, porque es en los tiempos más difíciles donde emergen las acciones más importantes. Extiende la mano, si no sabes cómo, llámanos, y ayudemos a los cientos de miles de jóvenes que lo necesitan.