Newsletter

Enews enero 2019

EDITORIAL: Andrea Garrido, Directora Ejecutiva Chile Dual

“Pilares para la construcción de un mejor país.”

Respondiendo a nuestra misión y visión de “construir puentes de confianza entre el sector productivo y el mundo de la Educación Media Técnico Profesional”, en el año que acaba de terminar logramos que la red de empresas que nos acompaña, nuestros pilares, acogiera a 400 aprendices de diversas especialidades en la estrategia de Formación Profesional Dual. Así tuvieron la oportunidad de adquirir en terreno, a través del “aprender haciendo”, competencias técnicas y sociolaborales que les serán de gran utilidad para su futuro. Sin embargo, el 2018 aprendimos que existen otros mecanismos de alternancia en que los estudiantes pueden combinar sus estudios con experiencias formativas de gran valor en entornos laborales, a las que denominamos Pasantías Activas, que pese a su menor duración son sumamente efectivas y marcadoras para los jóvenes. Fuimos testigos de cómo más de 150 “pasantes” mejoraban su motivación por terminar sus estudios después de estas experiencias y lograban despertar talentos muchas veces ocultos durante la educación tradicional.

Por otra parte, gracias a la alianza estratégica con SK Capacitación, llegamos a más de 1.400 estudiantes de 4° medio con los Talleres de Habilitación Socio Laboral, que tenían por objetivo entregar mejores herramientas para la construcción de un proyecto de vida futuro.

El 2019 se vienen nuevos desafíos de la mano del Ministerio de Educación, que nos ha encomendado la misión de mirar en detalle la implementación de la estrategia dual en las regiones V, VI, VII y Metropolitana con el fin de identificar buenas prácticas que sean replicables y disponerlas en el sistema educativo para fortalecer la formación en alternancia, además de ayudar a un grupo de liceos a desarrollar planes de mejoramiento para mejorar sus proyectos con las empresas.

Lo anterior no habría sido posible si los pilares que son las empresas con que trabajamos no entendieran el delicado y estratégico rol que hoy deben jugar en nuestra sociedad para apoyar la formación de capital humano. Estas empresas son lugares privilegiados para la formación de competencias laborales, tanto técnicas como actitudinales. Ser parte de esta red los pone en camino de construir en conjunto un país mejor, haciéndose cargo de los desafíos en vez de esperar que sean otros quienes los resuelvan.