Newsletter

Enews octubre 2019

Viviana Arellano, apoderada Liceo Industrial de Concepción:

“Si no te dan las oportunidades, nunca vas a saber qué tan capaz eres”

Viviana es una apoderada activa, todos en el liceo la conocen y está muy al día del proceso formativo de su hija Fernanda Lagos, estudiante de 3º medio de mecánica automotriz y que comenzó este año su Formación Dual en la empresa SKC, de la red de Fundación Chile Dual. Conversamos además con el profesor y el jefe de carreras del liceo para tener una visión de la estrategia.

Viviana, ¿Sabía lo que era la formación dual?

Conocía la formación dual desde que mi hija optó por este liceo y me habló de ella. Averigüé cómo era, acá en el liceo hay harta información y pude resolver mis dudas. Desde que ella optó por la mecánica le hicimos ver como padres los pro y contras de su elección, que iba a verse en un mundo mayoritariamente de hombres y eso significaba que va a tener que trabajar mucho para probarse, para ella fue importante que no hubiera distinciones por ser mujer.

¿Qué cambio has visto en ella?

Mi hija ha madurado bastante, tiene sus metas fijas, está feliz en la empresa, en su trabajo, es una persona que ama lo que hace. Nosotros estamos constantemente preguntándole cómo le va, los profesores tienen muy buena referencia de ella. Su maestro guía le enseña bastante, le da las herramientas para que aprenda, no es que la esté vigilando, sino que acompaña su aprendizaje. Ella teme cometer errores, pero él le dice que para eso está ahí, para aprender.

¿Qué planes tiene Fernanda para su futuro?

Ella va a seguir en la mecánica automotriz, tiene también otras metas en su vida, pero está comprometida con la rama de mecánica, ir a la par con sus colegas, y si más adelante le dan la opción de seguir trabajando ahí, mejor.

Por su parte Ricardo Poblete, profesor de la especialidad cuenta que Fernanda ha mostrado muy buen desempeño en la empresa, y que está muy contenta, “Si vieras la manera en que escribe su Cuaderno Dual te darías cuenta lo ordenado que está y su compromiso”. Así como ella, el resto de los alumnos que hacen su dual en SKC también han mostrado un gran avance, con sus distintas personalidades y fortalezas, todos hoy están muy motivados.

¿Cómo ven en el liceo la diferencia entre esta empresa y otras?

Tenemos sobre 100 empresas, entre pequeñas y otras de gran tamaño como SKC. La diferencia de tamaño se refleja en la atención que prestan a los estudiantes, la disposición a trabajar con los alumnos más complejos es distinta: en una empresa mediana o pequeña optan por cambiar al alumno como primera solución, en SKC hay una voluntad por apoyar y resolver, no hacer la vista gorda. Nosotros como liceo vamos golpeando puertas, les presentamos el proyecto a las empresas, y claro que al comienzo los jóvenes no manejan todo, pero al poco andar mejoran y son un tremendo apoyo para los técnicos. Esta es una ventana muy grande para que, al momento de hacer su práctica, tengan terreno avanzado. Cuando yo salí de 4º medio no tenía idea de cómo era el trabajo en empresa; para los duales esto es distinto, ya saben cómo es el trabajo. Los hemos visto en varias ocasiones, como en las olimpiadas de habilidades técnicas, donde nuestros alumnos están a la altura de técnicos de nivel superior.

¿Qué le podemos decir a empresas que desconocen el dual para motivarlas a sumarse a esta iniciativa?

Como madre les diría que den la oportunidad, que conozcan y no hagan distinciones, un papel no lo dice todo, los jóvenes no saben cómo es el trabajo en una empresa, y la empresa tampoco sabe cómo son esos jóvenes para trabajar. Si tú como empresa no le das la oportunidad a una persona nunca va a saber qué tan buena puede llegar a ser. El dual abre oportunidades, hay muchas personas que tal vez no pueden acceder a la educación, el dual presenta alternativa.