Newsletter

Enews junio 2020

EDITORIAL:

Naturaleza Humana

Desde siempre nuestra especie ha estado definida por la cooperación y comunicación, así como nuestra capacidad crear. Hoy debemos acudir a ese ingenio para encontrar soluciones para una generación que se está enfrentando a algo nunca antes visto.

El ser humano es un ser social. Desde los inicios de la humanidad han sido siempre la organización y la comunicación lo que nos ha diferenciado del resto de las criaturas. Parece inverosímil que algo tan pequeño e insustancial como un virus, haya podido derrocar nuestras estructuras y cambiar tan radicalmente nuestra manera de vivir. Si Aristóteles decía que la naturaleza humana es la cooperación, entonces hoy, que nos vemos obligados a estar separados, tenemos que inventar nuevas maneras de lograr esta humanidad.

Para nosotros en Chile Dual la cooperación es el alma y corazón de nuestro trabajo. El esfuerzo conjunto de docentes, directivos, gerencias, técnicos, alumnos y apoderados son la fuerza motriz de una labor educativa en la que creemos fervientemente, y a la que apostamos como una herramienta para construir una sociedad mejor, no sólo por el desarrollo técnico y productivo que logran, sino porque une personas, y de esos lazos surge una cohesión social donde pueden encontrarse y hacer comunidad real.

Hoy el COVID-19 nos ha sacudido de manera global, sin precedentes para nuestras generaciones, especialmente los más jóvenes, quienes han visto su proceso formativo totalmente impactado. Ante las circunstancias de hoy una gran cantidad de docentes han encontrado nuevas maneras de hacer clases, y aunque contamos con tecnologías que permiten enseñar a la distancia y sortear algunos de los impedimentos que presenta la cuarentena, para el mundo Técnico Profesional el escenario es mucho, mucho más complejo. En gran medida la formación técnica se sustenta en el aprendizaje práctico, y en el caso de la formación por alternancia, desde el Dual hasta la Semana Empresa, los procesos formativos se ven ampliamente limitados.

Pero hay otra cosa que define a nuestra especie: podemos crear. Nuestro ingenio e inventiva nos ha llevado mucho más allá de lo que soñaban nuestros ancestros, y hoy debemos acudir a ese ingenio para encontrar soluciones que permitan a una generación de jóvenes que han visto interrumpidos sus estudios salir adelante. Sabemos que el escenario es incierto también para el sector productivo, por eso apelamos a la creatividad de las empresas de la red dual para mantener abiertos y activos los espacios de formación, para brindar apoyo a los estudiantes de la enseñanza media técnico profesional con la imaginación, audacia y compromiso que hasta ahora han demostrado y del cual somos testigos.